RSS

Archivo de la categoría: Pequeñas curiosidades de la Historia

Pequeñas curiosidades de la Historia: Hesy-Re y Los papiros Ebers


ancient Egyptian medicineEl papiro Ebers, fue descubierto de forma casual, en  la tumba de Assasif  en Luxor (antigua Tebas). Según la leyenda, se encontraba  entre las piernas  de la momia de un faraón. En 1862 el egiptólogo y explorador norteamericano Edwin Smith (también conocido por el descubrimiento del papiro que lleva su nombre), se lo compró a un comerciante y  posteriormente, el egiptólogo alemán George Moritz  Ebers, consciente de la importancia del hallazgo recompró el documento. Ebers lo tradujo al inglés y lo presentó al mundo científico. Actualmente puede encontrarse en el museo de la Universidad de Leipzig. 

Se trata de un compendio de 110 páginas escritas en hierático y que contienen más de 700 remedios naturales para el tratamiento de las diversas enfermedades.Mide nada menos que 20.25 m de longitud y 30 cm de anchura y está escrito en 108 columnas de entre 20 y 22 líneas cada una. El tratado se divide en 877 secciones, en las que se prescriben tratamientos para numerosas enfermedades, remedios naturales, toxinas…

Se trata de uno de los documentos antiguos mejor conservados que nos muestran los conocimientos médicos del antiguo egipto. Por las referencias que hace a diferentes monarcas, su datación es controvertida, de modo que algunos historiadores lo ubican durante el reinado de Amenofis I, con una antigüedad de 1500 años a.C. aproximadamente, mientras otras dataciones nos hablan de más de 3000 años.

papiro-de-ebersEs también un tratado de odontología, ya que además hace referencia al tratamiento de enfermedades dentales y sus remedios por lo que es considerado uno de los documentos más antiguos de la historia de nuestra profesión. Los egipcios además cuentan con el honor de tener al que para muchos fue el primer dentista reconocido de la historia o para ser más correctos el primer hombre que se dedicó al cuidado de los dientes del que se tiene referencia. El escriba Hesy-Re muerto unos 2600 años antes de Cristo y en cuya tumba  se le honra como el mejor de cuantos se dedicaron al tratamiento de los dientes.

 
 

Dientes humanos en una imagen religiosa.


53e174cf1827f5.13453844Curiosa noticia que publica la revista Quo. Pues conocíamos la tendencia popular a adornar las imágenes de la iconografía religiosa con pelucas hechas con pelo humano, por ejemplo, debido muchas veces a donaciones e incluso a promesas familiares por devoción o por una ayuda recibida tras una plegaria, pero no teníamos ninguna noticia del uso de piezas dentales como parte de la confección de este tipo de imagineria religiosa. Pues como noticia curiosa, especialistas del Instituto Nacional de Antropología de México (INAH), mientras se realizaban obras de restauración del Cristo de la Paciencia, encontraron al realizar una radiografía de la imagen, que dicho Cristo presentaba 8 piezas dentales humanas. La imagen pertenece a la diocesis de Zumpango en el estado de México y esta datada en el siglo XVIII. Durante esa época las imágenes solían realizarse de madera policromada y en ocasiones se añadían piezas pequeñas de madera igualmente, o en ocasiones piezas talladas en hueso para simular piezas dentales.”Es común que las esculturas tengan dientes, pero normalmente son de madera o huesos tallados individualmente o como una placa” La imagen fue trasladada para su restauración al taller de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM) donde la responsable del proyecto Fanny Unikel se sorprendió con semejante hallazgo. La hipótesis más probable nos dice que lo más lógico es que se trate de la donación de algún feligrés. El Señor de la Paciencia pertenece al templo de San Bartolo Cuautlalpan, en Zumpango. Mide 1.15 metros de alto por 45 centímetros de ancho y 87 centímetros de profundidad, y está en posición sedente. “Es una escultura que siempre está vestida y sólo sale del templo en Semana Santa para recorrer el pueblo. Es muy apreciada por la comunidad y eso se ve en la base, donde hay distintas capas de policromía que indican que lo querían presentar con dignidad”,comenta la experta.Sin duda una noticia curiosa, muy curiosa y que quizás le de más sentido al nombre del Cristo, de la Paciencia, como deben de tener todos nuestros pacientes…quizás un pequeño guiño a nuestra amada profesión, ¿no creéis?.
Aprovecho para desearos un estupendo verano, aunque ya va muy entrado, pero algunos apenas estamos comenzando las vacaciones.
Un abrazo a todos.

 
6 comentarios

Publicado por en 14 agosto, 2014 en Pequeñas curiosidades de la Historia

 

¿Una vagina con dientes?


220px-Mature_cystic_teratoma_of_ovaryEy!! esta vez ha sido fácil captar vuestra atención. Pues no, para los que hayais pensado cosas cómo: “eso si que es sexo salvaje, menudo mordisco”, o “ya sabía yo que alguna tenía que tener dientes hasta en el…”, o lo que es peor “es posible que sea la evolución natural de una mujer feminista y el fin de los días para el macho ibérico”, dejad de pensad (dejemos) con la mente sucia y rezad cuatro padres nuestros y dos ave marías.
ARQUEOLEGS-LAB1--644x362-JPG_115641Se trata de un hallazgo arqueológico, de investigadores de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona), quiénes hallaron en el interior de la pelvis de un esqueleto de una mujer de la época romana, un teratoma ovárico. El teratoma, es un tipo de tumor que como menciona el artículo de ABC, puede resultar grotesco y monstruoso (de hecho proviene de la palabra de origen griego, monstruo), ya que contienen restos de pelo, huesos o dientes en su interior. En este caso, el hallazgo consistió en una masa redonda, en cuyo interior aparecieron cuatro dientes y un pequeño fragmento óseo. Los resultados de la investigación fueron publicados en el International Journal of Paleopathology y constituyen el primer caso descrito de este tipo de tumores en la antigüedad. La masa de aspecto óseo y textura rugosa se halló en la parte derecha de los restos de una mujer de unos 30 o 40 años de edad y con unos 1600 años de antigüedad, en la necrópolis romana de Fogonussa (Lleida).En la actualidad, son tumores que se diagnostican precozmente y se eliminan rapidamente, siendo asintomáticos en más del 60% de casos. No obstante los investigadores no descartan que la aparición de este original tumor pudiera ser la causa de la muerte de la ciudadana romana.
Otra noticia más curiosa e interesante y una vez más informada por mi querida fuente de BCN.

 
 

Pequeñas curiosidades de la Historia


Tras sofocar el intento de revuelta contra Napoleón Bonaparte, en 1809, se procedió al juicio de los acusados por conspiración, entre los que se encontraba el general francés Claude Francois de Malet. Al comienzo de su proceso, el juez que regía el interrogatorio se dirigió al acusado:

– ¿Con qué cómplices contábais?. A lo que muy suspicazmente Malet respondió:

– Con vos por supuesto, si hubiésemos ganado. Ante semejante respuesta y tras volver a recuperar la expresión desencajada de su rostro, el juez, dió por terminado el interrogatorio.

Sin duda una gran verdad, la de el oportunismo de los que se suben al carro (frase ahora tan de moda), o aquello de apostar al caballo ganador. Oportunistas hubo y habrá y en política todavía más, que duda cabe.

La suerte de Malet la podeis imaginar, fue ajusticiado junto a otros 17 conspiradores, pero sin duda el ver la cara del juez tras su respuesta, seguro que  (como la mastercard) no tuvo precio.

 

 
2 comentarios

Publicado por en 27 septiembre, 2012 en Pequeñas curiosidades de la Historia

 

Pequeñas curiosidades de la Historia.


Sucedió el día 1 de Febrero del año 1908. Mientras el sequito del monarca Carlos I de Portugal se dirigía en carruaje con su familia hacia el palacio real, varios miembros del Partido Republicano, les asaltaron y disparararon, matando de forma inmediata al rey. Aquel día Ernesto Rossi, un famoso actor italiano, se percató al mirar su reloj de bolsillo, que este había dejado de funcionar.

Estos dos acontecimientos sin aparente relación, tuvieron sin embargo un curioso nexo común, y es que el rey portugués que se mostró como un gran admirador del actor, le había regalado ese reloj instándole a que nunca se separara de él. El reloj se paró a las 12 del mediodía, curiosamente la hora exacta del crimen. El actor al enterarse triste y contrariado, trató de repararlo, pero sus manecillas nunca más volvieron a girar.

 
 
La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

OLIVER RIVAS

experiencia en odontología

Support

WordPress.com Support