RSS

Archivos Mensuales: abril 2012

5000 visitas!


Pues ya hemos alcanzado el nada despreciable número de 5000 visitas. Una vez más gracias a todos los que hacéis posible que esto vaya creciendo, poquito a poco, pero sin perder el ritmo. Sirva esto como homenaje a nuestra añorada peseta, ahora más que nunca, y a nuestro personaje de moda. Gracias!!!!

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en 16 abril, 2012 en Eventos

 

RMS Titanic: 100 años después de la tragedia.


Mañana 14 de Abril, se conmemoran los 100 años transcurridos desde el hundimiento del navío más famoso de la historia. Poco se puede escribir que no se haya escrito ya sobre el Titanic, pero se me haría raro no escribir al menos una pequeña reseña sobre un tema que como a tantos, me apasiona.  En 1912, partía desde Southampton, la joya de la compañía naviera White Star Line.Su destino era Nueva York. Por entonces, dada la imposibilidad de viajar a las américas de otro modo, ya que la navegación aérea trasatlántica estaba por desarrollarse, todo el que, por el motivo que fuese, deseara partir hacia el nuevo mundo, no tenía más remedio que obtener un pasaje en barco. El Titanic fue pionero en sustituir los pesados mástiles e interminables velas de cubierta, para moverse, gracias a sus potentes calderas y al impagable trabajo de los maquinistas, que trabajaban en condiciones infernales para mantener el barco en rumbo y en su deslubrante esplendor de luces y lujosos detalles. Por aquellos tiempos eran dos las grandes navieras que competían para mostrar sus grandes logros en una época de grandes avances científicos y técnicos, que posiblemente sirvió para creernos capaces de todo, desafiando de forma imprudente incluso a nuestra madre naturaleza. La Cunard había construido un fantástico navío, llamado Lusitania, que había superado de largo todos los records de velocidad en cubrir la ruta  trasatlántica. No se trataba solo de un barco rápido sino que también estaba dotado de preciosos acabados y con lujos similares a los mejores hoteles de la época. Los directivos de la White Star Line, con su presidente Bruce Ismay al frente, se reunieron entonces en Londres, con el fin de acometer el ambicioso plan de construir una flota de tres barcos, que fueran los mejores jamás construidos: Olympic, Gigantic (luego se llamó Britanic) y la niña mimada, el Titanic.

 Consiguieron la financiación del proyecto, merced al mecenazgo del multimillonario norteamericano JP Morgan, por entonces empeñado en controlar las compañias que operaban la ruta trasatlántica. Se decidió que el objetivo no era ser más veloces que el Lusitania, sino ofrecer el trayecto más lleno de lujos jamás visto. No en vano, el Titanic fue el primer barco, que presentaba una piscina en su cubierta, y ascensores de acceso entre las plantas, además de bibliotecas, barberías, sala de fumadores, todo ello decorado con las mejores maderas, con óleos originales, grandes lámparas y la conocida gran escalinata central de primera clase. Dado el creciente fenómeno migratorio, los grandes buques comenzaron a crear diversos tipos de pasajes para facilitar el acceso a clientes menos acaudalados, por lo que se crearon camarotes de primera, segunda y tercera clase.

Alrededor de 3000 obreros de la Harland and Wolff, comenzaron la titánica labor de construcción en sus astilleros, en la primavera de 1909. Tan solo dos años después la construcción estaba acabada.  Se necesitó un carro tirado por 20 caballos, tan solo para transportar el ancla que pesó 15 toneladas.

Un día 14 de Abril de hace 100 años, el Titanic, llevaba cinco días de trayecto, cuando el Baltic, otro barco de la compañía les advirtió de la presencia de placas de hielo en su ruta. El exceso de soberbia, hizo que Ismay decidiese no aminorar la marcha para tratar de cubrir el trayecto en un tiempo ejemplar y  poder sacar pecho, con la prepotente creencia de que su joya naval era insumergible. A las 23:00 se divisó desde el puente de mando la gran masa de hielo,que  a la postre hundiría el barco. La cercanía del iceberg dejó poco margen de maniobra a un barco, que por su envergadura tenía muy reducida su capacidad de maniobra. Trataron de virar la nave y consiguieron evitar el impacto frontal, pero el Titanic colisionó en su lateral, creando un desgarro en el casco de más de 60 metros. El resto es historia. A las 2:20 del 15 de Abril, el RMS Titanic se hundió para siempre en las gélidas aguas del Atlántico Norte. 

La catástrofe tuvo repercusión en todo el mundo, supuso el mayor eljemplo de la soberbia reinante y sin duda, fue el hecho histórico que puso fin a una época de bonanza y que siguió de la mano con el primer gran conflicto bélico de la historia. Una de las teorías de la conspiración, de hecho, afirmaba que el Titanic transportaba un gran cargamento de oro que los británicos enviaban al gobierno estadounidense para comprar armas, en previsión del conflicto que se avecinaba. Según esta teoría, la causa del hundimiento fue un sabotaje  de los alemanes y no el choque con el famoso iceberg. La teoría más aceptada sin embargo, sigue siendo que el choque afectó más de lo que se esperaba la estructura del barco, en parte debido a que los más de tres millones de remaches que unían las planchas de acero, no eran de buena calidad. La diferencia de clases quedó retratada en las víctimas del hundimiento, casi el 75% de los pasajeros de tercera clase perecieron, frente al 38% de los de primera. Lo cierto es, que un barco preparado para albergar más de tres mil tripulantes, solo tenía botes para unos mil. Un ejemplo más, de la imprudencia de los ejecutivos de la compañía.

En 1985, el Knorr, de la marina estadounidense, envió al sumergible Argos a las profundidades del Atlántico y encontraron los restos hundidos del Titanic. Esta primera expedición, sirvió para corroborar la teoría de que el barco se había partido en dos durante su hundimiento, ya que encontraron  la proa y la popa separadas por más de 600 metros de distancia.

Desde entonces se recuperaron gran cantidad de objetos, muchos de los cuales han sido exhibidos en exposiciones itinerantes, como la que hoy puede verse en el Museo Marítimo de Barcelona, donde además se recrean los camarotes de las diferentes clases.

Cuando para muchos todavía era una historia desconocida un apasionado de los océanos, James Cameron, y su fantástico equipo, realizaron una de las películas más galardonadas de la historia del cine, lo que sirvió para atraer al público, adolescente sobre todo, conocer la catástrofe acontecida, y ya de paso ver al guapo de Di Caprio. Este año, se reestrena la versión 3D de la película, como conmemoración del centenario, lo que sin duda será todo un aconteciemiento. Como curiosidades, que son miles, el personaje interpretado por Di Caprio, Jack Dawson, existió en realidad y fue uno de los tripulantes del Titanic que hoy se encuentran enterrados en Hallifax, lo que desde el estreno del film, ha servido para que muchos visitantes, dejen flores en su tumba de forma continuada. Lo cierto, es que Jack Dawson vivió, pero su historia es menos teatral y más humana, que la que vivió el personaje de ficción. Esta noche la 2 trasmite un reportaje sobre este tema, que sin duda os resultará de interés.

La tragedia del Titanic, no es ni de lejos la mayor tragedia naval acontecida, la palma se la llevan los más de 9000 muertos tras el hundimiento del buque alemán Wilhelm Gustloff, torpedeado por un submarino ruso en 1945, donde la mayor parte de víctimas eran mujeres y niños y tan solo una minoría de militares. Pero la tragedia de la que se conmemoran 100 años, es la más conocida, comentada, sobre la que más se ha escrito y con la que más metros de celuloide se han gastado. Hace tiempo que el RMS Titanic traspasó los límites de la historia, para convertirse en auténtica leyenda.

 
1 comentario

Publicado por en 13 abril, 2012 en Un poco de historia

 
 
La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

OLIVER RIVAS

experiencia en odontología

Support

WordPress.com Support