RSS

Archivos Mensuales: mayo 2011

Odontólogos Ilustres: John Henry Holliday.


Inauguramos hoy una nueva sección, aprovechando una tarde de trabajo tranquila de más. Hablaremos de odontólogos o mejor dicho, dentistas, que es más tradicional, que han sido importantes figuras en la historia.

Si hablamos de John Henry Holliday, lo más probable es que no os suene de nada, salvo que seais unos apasionados de la historia americana, o hayais visto alguno de los westerns donde se relatan sus aventuras. Más conocido como Doc Holliday, su fama le llegó por su amistad con el famoso pistolero Wyatt Earp. Nació en Griffin un 14 de Agosto de 1851. Hijo de familia acomodada, su padre el Mayor Henry Burroughs Holliday participó en las guerras contra los indios cherokees, asi como en la guerra mejicana y la famosa Guerra Civil. Henry regresó de la guerra de Méjico con un hijo adoptado que había quedado huerfano y se convirtió en hermanastro de Doc. Se llamaba Francisco Hidalgo (un apellido que aquí nos resulta divertido, sobre todo si estamos de copas). La madre de Doc, Alice, murió de tuberculosis cuando él apenas contaba con doce años de edad. Al poco tiempo también contrajo la misma enfermedad su hermanastro Francisco y murió.

Es probable, que la tuberculosis de Alice y Francisco fueran la causa de que Doc, también contrajese la  enfermedad. El dato curioso y lo que justifica que yo esté escribiendo sobre Doc Holliday en este blog (a parte de mi conocida pasión por la historia), es que éste se graduó en el College of Dental Surgery de Pensilvania en 1872. Poco después se dirigió al sur, concretamente a Dallas donde la climatología le era más beneficiosa. Doc era un hombre culto, estudió latín, francés y griego y tocaba los clásicos al piano. Amaba su profesión de dentista, pero sus constantes problemas de salud hicieron que pronto tuviese que abandonar ese trabajo. El haber visto morir a sus familiares cercanos por la  enfermedad que ahora le estaba deteriorando, creó en Doc un carácter temerario y pendenciero. Pronto se dió al alcohol. Al abandonar la profesión dental, continuó ganandose la vida como jugador de cartas y pistolero, algo muy típico y que hemos visto cientos de veces en el cine del oeste. En 1876 conoció a Wyatt Earp quien ya por entonces había adquirido cierta fama en su función de implacable defensor de la ley. Para entonces Wyatt se había trasladado con sus hermanos tratando de huir de esa vida anterior de persecuciones y tiros. Pronto crearon una sólida amistad. Juntos participaron en uno de los episodios más legendarios de la historia del salvaje oeste, cuando en Tombstone, se enfrentaron junto a los hermanos de Wyatt, a un grupo de forajidos que imponían la ley a sus anchas, denominados cowboys. Entre ellos destacaba la familia Clanton. En octubre de 1881 tuvo lugar  el famoso tiroteo de OK Corral. A partir de ahí la historia se mezcla con la leyenda. Tras el tiroteo, Earp y Holliday fueron acusados de asesinato y absueltos. Uno de los hermanos de Wyatt fué asesinado por la espalda y el otro perdió un brazo, en un supuesto ajuste de cuentas, de los Clanton . Earp emprendió una cruzada  (The Earp Ride) personal en busca de los asesinos de su hermano, dando caza a todo aquel que consideró que estaba implicado en los hechos. Como no podía ser de otra manera Doc, su buen amigo le acompañó hasta el final. Finalizada la “caza”, Doc Holliday se retiró a un sanatorio donde falleció a causa de su enfermedad el 8 de Noviembre de 1887.

 Su figura no será recordada por su aportación al mundo de la odontología, pero es sin duda un personaje de leyenda y digno de mención. Sobre sus peripecias con Earp se han rodado muchas películas. Especial mención al papel de Val Kilmer como Doc, en la película Tombstone de 1993, que recomiendo a todos los amantes del cine del oeste.

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 mayo, 2011 en Odontólogos ilustres.

 

La Tierra entristece a Lorca.


Como sucedió otras veces, cuando aún retumban en nuestras cabezas los ecos del terremoto y el tsunami de Japón, que dejó más de 20000 muertos, pero con más crueldad que nunca. La falla de Alhama se movilizó en un corrimiento de placas, como  en esos juegos en que una ficha de dominó tira a la siguiente en una sucesión imparable que concatena una caida con otra. Sobre las cinco de la tarde y con una segunda replica alrededor de las siete, la Tierra se sintió inquieta y decidio moverse, reubicarse utilizando el terreno que por derecho le pertenece, por mucho que los hombres nos empeñemos en ponerle nombres, límites o fronteras. Con esa fuerza que de vez en cuando  nos recuerda que apenas somos un instante en su existencia. Insultante y devastadora en su fiereza, mostrándose despiada como solo es capaz de serlo quien se sabe insultantemente superior. Esta vez nos tocó a nosotros, diez muertos y más de diez mil refugiados. Esta vez son nuestros vecinos, nuestros hermanos, nuestras familias, con quienes hace bien poco hemos compartido nuestras fiestas de primavera. Esta vez tenemos la crueldad de la cercanía, esa que te impide ver las tragedias con la pasividad de lo ajeno, con la frialdad de la distancia. Hoy será una noche muy larga en Lorca. Mañana las lágrimas harán que Lorca deje de ser por un día, la ciudad del Sol.

Desde aquí mi apoyo y mi cariño a todos los lorquinos y mi pésame a aquellas familias que se estarán preguntando porqué sin obtener respuestas. Un abrazo y ánimo.

 
Deja un comentario

Publicado por en 11 mayo, 2011 en Opinión

 

¿Y si todos hiciesemos lo mismo? (o la fábula de Pepe va al dentista).


Jueves, son las 19:30 de la tarde en Murcia, nos encontramos en el mes de Mayo y por supuesto hace mucho calor. Un fulano, llamemosle Pepe (no se si realmente hay muchísimos Pepes en Murcia o es que el hecho de llamar a un varón Pepe debería considerarse factor de riesgo para sufrir problemas dentales,pero lo cierto es que tengo muchos pepes), acaba de salir de su trabajo y se dirige paseando hasta la tintoreria de la esquina. El Sábado es la boda de Tomi y tiene que recoger su traje. Pepe va pensando en los porqués de un clima tan aberrante, ya que hace apenas unos días llevaba camiseta interior (abanderado, pues Pepe es un tío con clase) y chaqueta y ahora le sobra hasta la camisa, que ya ha remangado hasta los codos. En uno de esos momentos, observa un cartel y piensa;”pedazo de pibón”, y casi sin quererlo se para ante el escaparate de una clínica dental. En el poster  observa tremenda mujer de ojos verdes, cuerpo de infarto y sonrisa que eclipsaría al mayor de los astros. Bajo la foto que ya ha aumentado un poco más esa sensación de calor  existente, el anuncio reza: “limpieza bucal gratuita” en letras gigantes. Sin apenas pensarlo, Pepe se dirige al interior de la clínica todavía pensando en los ojos y otros apéndices de la chica del anuncio, ya madurando la tesis de que debe de ir bien arreglado y guapo a la boda de Tomi, ya que es posible que vuelva a encontrarse con Eva (una antigua novia del instituto).

Tras entrar, una amable recepcionista de voz cálida y pausada, después de  escuchar sus inquietudes,le acompaña amablemente al interior del gabinete.

El doctor no está -le dice sonriente la higienista- pero no se preocupe, que yo le voy a dejar los dientes que la gente tendrá que ponerse gafas de sol para mirarle.

Pepe sonrie ante la ocurrencia de la chica, bastante atractiva por cierto, y se sienta en el sillón.

¿Está usted cómodo?

Hombre, pues estaría mejor en mi casa o tomándome un gin-tonic, pero… (conversación estandar, dentista-paciente).

Tras unos veinte minutos, la higienista finaliza y realiza un concienciudo pulido.

Listo caballero!.

Pepe se despìde amablemente y se dirige feliz a la recepción. Entonces la recepcionista le sonrie ampliamente y le comenta:

Son 66 euros, bueno 65.

-¿cómo??, pero si la limpieza es gratuita, responde Pepe desconcertado.

– Si claro, mire –extiende sobre la mesa una factura- la limpieza son 70 euros, con un descuento de 100%, – 70 euros, ¿vale? y el pulido son 60 euros, más un 10% de IVA, son 66 y se lo dejo en 65…

Pepe, comienza a cabrearse mientras le cambia la cara de color, pero como es un tío honrado, se echa la mano a la cartera para pagar no sin antes desahogar su impotencia:

Me parece vergonzoso, son ustedes unos timadores pero no se preocupen que ya no pienso volver…

Entonces deberá uster abonar otros 66 euros.

pero ¿qué coño estás diciendo?.

La recepcionista no cambia el tono amable:

verá usted, al haberse hecho la limpieza, tiene usted una permanencia de 12 meses, con la revisión de los seis y el pulido equivalente que le tocará en ese periodo, si usted se marcha debe pagar la penalización equivalente.

Pepe comienza a ponerse verde y necesita soltarse el último botón de la camisa..

Sinvergüenzas, estafadores !!!!-por no utilizar un lenguaje más soez y barriobajero, que es lo que tocaría realmente,llegados a este punto-. Quiero poner una reclamación…

Lo siento caballero pero las reclamaciones son de Lunes a Jueves de 10.00 a 14.00.Puede  usted venir el Lunes, o si quiere le abro una incidencia, apunte…

Apunte?!!!, me cago en…

Así es como Pepe se marcha a su casa con el rabo entre las piernas y olvida pasar por la tintorería porque necesita urgentemente un vasito de agua bien fría y un orfidal bajo la lengua.

Moraleja: si Pepe trabajase en una compañía de telefonía, todos felices y comeríamos perdices, pero si no fuese así…

 
2 comentarios

Publicado por en 9 mayo, 2011 en Sin categoría

 

1000 visitas! 1000 gracias!!


Pues ha costado bastante, pero perdonarme si me ilusiona llegar a las 1000 visitas. La verdad es que a nivel estadístico no es un blog que vaya a batir ningún record, pero teniendo en cuenta que no tengo excesiva productividad y que es un blog pequeñito y humilde, pues estoy contento. De nuevo agradeceros los paseos que os dais de vez en cuando por aquí, espero ser capaz de manteneros atentos por muchos meses más y mejorar la calidad y cantidad de producción. Un abrazo y mil gracias!!

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 mayo, 2011 en Sin categoría

 

Sobre Eichmann, Osama y las críticas progres.


Apenas pasaban unos años del final de la Segunda Guerra Mundial, tras los juicios de Nuremberg, el mundo había quedado conmocionado ante la barbarie nazi y las imágenes que los miembros del tribunal pudieron ver sobre el Holocausto todavía erizaban el vello de una sociedad poco preparada para tan salvajes crímenes. Cerca de Buenos Aires, Ricardo Klement realizaba su recorrido diario en autobús desde su trabajo, en una fábrica de coches, hasta su casa. Para aquel entonces gracias a los esfuerzos del Mossad por entonces dirigido por Isser Harel y gracias a la estrecha red tejida por los esfuerzos del mayor cazanazis conocido de la historia: Simon Wiesenthal, se supo que la verdadera identidad  del sr. Klement, tenía pasaporte alemán y un pasado lleno de crímenes. Klement era Adolf Eichmann.

Tras aprobar  durante la conferencia de Wansee, lo que el mismo Eichmann denominó: “Solución final” , éste se convirtió en el principal encargado de la organización del transporte de judios hacia los campos de extermino, tras su imparable escalada en la jerarquía de la más temida sección nazi: la SS. Durante el Holocausto fueron asesinados más de 6 millones de judios, además de tullidos, homosexuales o gitanos.

Después de un seguimiento de varios años y tras el desarrollo de lo que se denominó :“Operación Garibaldi” (nombre de la calle donde residía Eichman en Buenos Aires), el primer ministro israelí Ben Gurion, dió vía libre al mossad para su captura, en una operación digna de la mejor película de suspense jamás escrita. Un grupo de “vengadores” (nokmin), lo vigilaron durante dos semanas y  lo secuestraron el 11 de Mayo de 1960. El 20 de Mayo, lo emborracharon y dejaron en estado de semiinconsciencia para conseguir subirlo a un vuelo vestido de mecánico y con identidad falsa y llevarlo a Israel. En Jerusalén  fue  juzgado y condenado a muerte, siendo ahorcado el 31 de Mayo de 1962.

El secuestro de Eichmann, fue una operación encubierta, bien estudiada y fraguada por los servicios secretos israelies. La extradición (que no fue tal, sino un secuestro), fue criticada por el gobierno argentino quién pidió la condena internacional y de las Naciones Unidas.

 Hace apenas unos días, el gobierno de USA, envíó un comando de élite en una misión secreta para capturar a  Bin Laden, terrorista causante de miles de muertes. Y ahora, los medios de comunicación progresistas, esos que no tienen ningún reparo en apoyar las leyes proabortistas (el peor de los crimenes, matar a quienes no pueden defenderse), salen al paso, criticando la operación y defendiendo la poco defendible tesis de que se trata de un insulto a la democracia y a las Naciones Unidas. Critican que Osama no haya recibido un juicio justo como merece todo hijo de vecino. ¡Hipócritas!. Resulta que tamaños depravados, personas (por darles una categoria inmerecida) capaces de mandar asesinar a seres inocentes sin apenas pestañear, ¿merecen ser juzgados justamente?. ¿Acaso no existe ya un veredicto?, ¿necesitamos realmente crear semejante circo y realizar tan absurda pantomima?. ¡Culpables!, ante Dios y ante los hombres, ante cualquiera con un mínimo de sentido común y de decencia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 No existe persona en el mundo capaz de encontrar un atisbo de duda ante tal cantidad de pruebas, una por cada víctima, una por cada familia destrozada, una por cada mirada hacia otro lado.

No puedo compartir, ni comparto esos juicios soeces y absurdos de mentalidad “progre” totalmente enlatada y prefabricada, llena de topicazos. Sí, yo también quiero justicia, quiero un país justo, libre y donde las personas nos ayudemos como hermanos, pero aquí no hay debate posible, con estos monstruos se ha hecho justicia.

 
Deja un comentario

Publicado por en 6 mayo, 2011 en Opinión

 

World Trade Center y Bin Laden


Supongo que cada uno tendrá en su mente lo que estaba haciendo aquel infame 11 de Septiembre que quedó grabado en la memoria colectiva y escrito como uno de los más terribles capítulos de nuestra historia reciente. Fue la primera gran tragedia o el mayor de los crímenes visto casi en riguroso directo. Era Septiembre, en Murcia todavía hacía calor y en esos momentos me encontraba pagando el no haber sido lo suficientemente aplicado cuando tocaba. Estaba en casa de una amiga preparando exámenes, como no podía ser de otra forma en esas fechas, a todavía algunos años de terminar mis estudios de odontología. La noticia nos dejó estupefactos, inicialmente veíamos la tele con incredulidad, pensando que lo más probable es que se tratase de un montaje de alguna productora de cine que quería publicitar alguna superproducción de Hollywood, tal como hicieron con “Independence Day” en su día, vendiendo en las noticias una invasión extraterrestre. Pero la cara del presentador de televisión pronto disipó cualquier duda. Aquel día se abrió una herida que llego a cada rincón de cada casa y al corazón de cada familia. El terrorismo consiguió poner de rodillas a la nación más poderosa hiriendo lo más profundo de su corazón y llenando los ojos de miles de personas de lágrimas de dolor e impotencia. Desde entonces apareció una sensación de incertidumbre y vulnerabilidad que hasta entonces no habíamos tenido, salvo tras algún atentado de ETA. Los peores temores, por desgracia, luego se encarnaron en nuestras propias familias tras el 11- M y posteriormente en los atentados  del metro de Londres.

Como sabéis hace bien poco que estuve en New York (corazón de USA y su ciudad más emblemática) y como no, visitamos “Ground Zero“. Lo cierto es que fueron unos días inolvidables en NY, pero hasta en esos momentos de alegría, el día que  llegamos a la zona cero, ahora en construcción de lo que serán unas nuevas torres, los recuerdos de aquellos días casi 10 años después, hicieron que cambiásemos la cara, convirtiendo aquellos momentos en momentos más solemnes y sentidos. Al apenas acercarnos  a la iglesia de St Paul, vecina de los atentados (en su momento se cubrió de cenizas) y hoy testigo de lo que fueron aquellos días, me ofrecieron venderme un par de libros-guía de las torres ylos días posteriores a  aquella tragedia. Obviamente no pude resistirme y los compré (como a mitad de precio de lo que valían en las tiendas). Dentro de St Paul: fotos, insignias de los diferentes cuerpos de seguridad y un espeluznante mosaico de peluches como recuerdo a la cantidad de vidas inocentes perdidas. Casi de forma desapercibida, se podía ver también  la silla donde George Washington  se sentó en la” inauguración” de 1789 tras los incendios del 1776.

Aquel día, el 11- S de 2001, fallecieron más de 2900 personas, con más de 6000 heridos y más de una veintena de desaparecidos. Aquel día Osama Bin Laden se convirtió en el terrorista más odiado y buscado del planeta.

El  10 de Marzo de 1957 nació en  Riad (Arabia Saudí), siendo el hijo número 17 de una familia pudiente de más de 50 descendientes. Osama estudió dirección de empresas y pronto demostró su ideología antisemita y promusulmana. Defensor de la yihad y convencido de la necesidad de instaurar la ley sharia en los paises musulmanes para su prosperidad, lo cierto es que fue entrenado por la CIA y combatió apoyado por los propios estadounidenses en las revueltas de los afganos para echar de Afganistán a los soviéticos que la habían invadido en 1979.

Posteriormente formaría la tan temida y odiada Al-Qaeda, a finales de los 80, gracias al apoyo de ex-combatientes con los que luchó en Afganistán. Pronto comenzaron los ataques contra civiles y contra intereses norteamericanos ante los que mostró un especial desprecio. El apoyo y la llamada a la yihad le sirvió para justificar la muerte de civiles e inocentes en atentados tanto en USA, como en Egipto, Kenia o Tanzania con cientos de muertos. Pero su peor atentado, aquel que lo inscribió por siempre en la historia, fue sin duda el del 11-S.

Hoy todos los telediarios se han hecho eco de la noticia de su muerte. Un 2 de Mayo, día del trabajador y ya entrada la primavera, tras unos días sin parar de Semana Santa y  Fiestas de Primavera, cuando ya casi se nos había olvidado su existencia. Pero el volver a ver las imagenes de la tragedia, y recordar nuestros muertos de Madrid, y ver a los americanos celebrando por las calles (sobre todo en la zona cero), la muerte de Osama, ha vuelto a recordarme que existía una herida muy profunda y poco cicatrizada en el corazón de los estadounidenses (principalmente pero no en exclusividad). Hoy veía el telediario con la espectación que supone volver a vivir en directo un momento histórico, no tengo duda de que las palabras de Obama (con b) serán recordadas mucho después de que él deje el cargo: “justice has been done”  (se ha hecho justicia). Sin duda.

Pero hoy queda una segunda reflexión, la que nos deja con  un poco de intranquilidad, el saber que semejante grupo de fanáticos querrá de algún modo vengar al que seguramente desde hoy consideren como un mártir, un elegido por Alá (con esa intención se han desecho del cadaver, para que no exista un lugar al que peregrinar o un cuerpo al que venerar) y es ahora cuando me acuerdo de los periodistas secuestrados y sus familias y queda la duda de cual será la siguiente atrocidad, que por desgracia llegará.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 mayo, 2011 en Un poco de historia

 
 
La Ciencia y sus Demonios

La primera gran virtud del hombre fue la duda y el primer gran defecto la fe (Carl Sagan)

OLIVER RIVAS

experiencia en odontología

Support

WordPress.com Support